Yoga Postparto: ¿Cuándo empezar?

Todas las mujeres buscan relajarse y sentirse bien después de dar a luz.

¡El periodo postparto es muy intenso!

La mayor parte de los cuidados se centran en el bebé y la madre muchas veces pasa a un segundo plano tras nueve meses de profundos cambios. Mamá y bebé se necesitan mutuamente y aprender a moverse con un bebé es todo un reto.

M3yoga, te ofrece ejercicios adecuados al periodo postparto para recuperar tu forma, estirarte suavemente y aliviar tus dolores, especialmente los de espalda, mientras estás acompañada de tu bebé.

Las clases de yoga postparto no requieren ningún tipo de experiencia previa en yoga.

Todas las mujeres son bienvenidas, incluso las que no han practicado nunca yoga.

Yoga posparto: ¿cuándo conviene empezar?

El yoga posparto se puede iniciar una vez terminada la cuarentena después de un parto normal. La cuarentena, como su propio nombre indica, son 40 días (6 semanas tras el parto), el tiempo que tarda el útero en involucionar (volver a su tamaño original).

Tras una cesárea, que es una cirugía menor, el tiempo recomendado para retomar la práctica es un poco mayor y es recomendable que tu obstetra y tu matrona te hayan dado el alta médica, para poder activar con seguridad tu musculatura abdominal.

El yoga postnatal está específicamente diseñado para el periodo de posparto, está enfocado en que recuperes progresivamente la consciencia corporal en tu musculatura abdominal, para que puedas retomar de manera segura, en unos meses, tu práctica de yoga habitual.

Es un ejercicio esencial para ayudar al cuerpo a recuperarse después del parto.

Yoga posparto en casa: ¿qué beneficios tiene?

Dirigida por la coach e instructora de yoga María Martín, en estas clases de yoga posparto se reunirá dos veces por semana para compartir las instrucciones, los ejercicios de rehabilitación, yoga y de respiración.

El yoga posparto también es bueno para tu salud mental y puede ayudarte si asistes a clases de yoga posparto y consigues conectar con otras mamás y bebés de la comunidad.

Puedes elegir entre clases presenciales u online a través de Zoom.

Añadir algunas posturas de yoga posparto a tu rutina semanal también ayuda al proceso de recuperación de un suelo pélvico debilitado, caderas tensas, dolor de hombros o cuello.

El yoga postparto te ayuda a mantener la columna vertebral sana y evitar la sobrecarga excesiva.

También tonifica la parte superior del cuerpo, los hombros y la espalda, que son propensos a tensarse debido a malas posturas al sostener a tu bebé en brazos y mientras se da el pecho.

Uno de los mejores beneficios del yoga es el aumento de la fuerza de la espalda y los hombros, que mejora la postura.

El yoga incluye muchos ejercicios de estiramiento y posturas inusuales; es muy importante que la ropa que se lleve durante estas actividades sea cómoda y te permita moverte con libertad.

El yoga puede ayudarte a sentirte bien en tu cuerpo mientras no te reconoces en él.

Sin prisa y con calma, puedes llegar a tener una forma física estupenda después de ser madre.

Aunque los estiramientos de yoga después del parto pueden ser estupendos, también pueden ser peligrosos si no sabes cómo hacerlos correctamente.

Al principio, puede ser muy beneficioso para ti hacerlos con la guía de profesores expertos.

Tal vez, después de unas semanas en las que hayas recuperado lentamente el tono abdominal y de brazos y piernas, estés preparada para volver a tu práctica habitual de yoga.

Después de que nazca tu bebé, es posible que quieras retomar el yoga y volver a conectar con tu cuerpo.

Sin embargo, el yoga no es sólo hacer posturas, sino el cultivo de la presencia.

Y nadie te va a enseñar a estar presente mejor que un bebé, pues son presencia pura.

El yoga en el periodo posparto es una actitud respetuosa hacia tu cuerpo y la calma mental.

El descanso puede ser una de las cosas más difíciles para una nueva mamá, pero es muy importante para el sistema nervioso.

Descanso no tiene necesariamente que ver con tiempo de sueño, sino con calidad de descanso.

Es esencial que aprendas a practicar posturas restaurativas en las que puedas descansar las regiones fatigadas de tu cuerpo, tanto sola como acompañada de tu bebé.

Físicamente, a menudo puedes sentirte un poco mareada después de las posturas, así que puedes buscar posturas cómodas durante unas cuantas respiraciones para aportarte descanso.

Si has tenido desgarros, diástasis rectal o te han practicado una cesárea, elige tus posturas de yoga con cuidado.

Sin embargo, es muy importante buscar una profesional que te guie, ya que también hay poses de yoga posparto que pueden empeorar las cosas.

Cuando se realizan correctamente, las posturas de yoga posparto pueden ser muy beneficiosas y ayudarte a encontrar alivio a las molestias frecuentes que se asocian a este periodo.

Aunque el yoga posparto no se considera una actividad aeróbica, es un entrenamiento de fortalecimiento de todo el cuerpo que puede cubrir tus necesidades específicas a medida que avanzas en tu viaje posparto.

Como ya se ha mencionado, las clases de yoga combinan ejercicios de respiración, posturas y meditación para reducir el estrés y mejorar la salud física y mental.

Para algunas mujeres, esto conduce a una profunda sensación de relajación y bienestar.

Los movimientos que encontrarás en estas clases son generalmente de baja intensidad y están modificados de alguna manera para trabajar en tu cuerpo posparto y cualquier debilidad que puedas tener después del parto (¡hola, músculos del cuerpo!).

El ejercicio postparto es una de las mejores maneras de recuperar la forma de tu cuerpo, así como de perder peso durante la lactancia.

¿Has dado mucho el pecho y estás un poco dolorida, tensa y cansada desde el nacimiento? En estas clases encontrarás algunas asanas de yoga que se recomiendan después de dar a luz para empezar los estiramientos.

La lactancia materna, el ejercicio físico y el contacto con otras personas son factores protectores que ayudan a prevenir la depresión posparto.

Existen estudios donde se observa una mejoría significativa en la salud mental de mujeres con depresión posparto que practicaron yoga regularmente durante 8 semanas dos veces por semana.

Conclusión

Echa un vistazo a M3 Yoga y tómate un respiro para volver a tu rutina habitual de ejercicios.

Una vez que obtengas el permiso de tu médico o comadrona, asegúrate de probar el yoga posparto.

Deja un comentario